Mandala Kala

Quiero que tengas una imagen preciosa, llena de colores y de vida en tu hogar o negocio, pero sobre todo quiero que esa imagen te ayude, te equilibre y te proteja. Con esa intención están hechos mis Mandalas y con esa intención actuarán siempre.

Contacta con MANDALA ART

Mi nombre es José Diego Barber y soy el creador de Mandala Kala.

Mi proyecto de vida, es ayudar a las personas a reconectar con su propósito y que así consigan que su trabajo o actividad diaria esté en consonancia con quien ellos son. Ayudando a otros, siendo verdaderamente útil al mundo y solucionando un problema que nos importa, ésa es la forma de obtener una experiencia de vida verdaderamente plena.

Mi nombre es José Diego Barber y soy el creador de Mandala Kala.

Mi proyecto de vida, es ayudar a las personas a reconectar con su propósito y que así consigan que su trabajo o actividad diaria esté en consonancia con quien ellos son. Ayudando a otros, siendo verdaderamente útil al mundo y solucionando un problema que nos importa es la forma de obtener una experiencia de vida verdaderamente plena.

Arte es cualquier “oportunidad” de ser útil al mundo creando desde mi propósito

La actividad que hacemos cada día, nuestro trabajo o Arte como yo le llamo, es la experiencia vital que mayor impacto y potencial de cambio, positivo o negativo, tiene en nuestra vida, por eso es esencial que elijamos bien a qué dedicamos ese esfuerzo y cómo decidimos ser útiles al mundo.
Ese proyecto se llama Arte-Sanos y puedes saber más de él pulsando aquí.

logo-arte-sanos

Mandala Kala es la forma creativa de exponer ese proyecto personal. A través de los Mandalas creo experiencias sensitivas visuales que ayudan a las personas a equilibrar y atraer la energía a los espacios donde viven y trabajan.

Creo los Mandalas con dos intenciones, una decorativa y otra funcional. Así es un Mandala, con dos partes entrelazadas el YIN y el YANG.

Cada Mandala está creado con elementos y colores combinados con la intención clara y potente de atraer la energía o chi en función de cómo los espacios y las personas la necesiten.

La Historia de mis Mandalas

Todo empezó diseñando la imagen de la caja de un producto que nos apasiona, unas cápsulas de Betaglucano puro concentrado que se producen en Eslovaquia, de donde es originaria mi mujer Martina y donde estoy pasando estos meses, ya un año, fantásticos de mi vida.

Quería crear algo que tuviera tanta fuerza, energía y positividad cómo el propio producto. Mi intención era que la imagen potenciase las propiedades del producto. Que lo acompañara y vistiera como se merece y que estimulara los sentidos y la energía de aquella persona que sostenía la caja en su mano, la tenía visible en el banco de la cocina o en la mesita de noche. Quería crear una imagen que no sólo fuera representativa del poder estimulador del producto, sino que también ofreciera bienestar y fuerza a quien la observara. El resultado fue mi primer mandala creado con la intención de incluir todo lo sano, natural y vibrante de Eslovaquia. (Expuesto bajo a estas líneas)

La Historia de mis Mandalas

Todo empezó diseñando la imagen de la caja de un producto que nos apasiona, unas cápsulas de Betaglucano puro concentrado que se producen en Eslovaquia, de donde es originaria mi mujer Martina y donde estoy pasando estos meses, ya un año, fantásticos de mi vida.

Quería crear algo que tuviera tanta fuerza, energía y positividad cómo el propio producto. Mi intención era que la imagen potenciase las propiedades del producto. Que lo acompañara y vistiera como se merece y que estimulara los sentidos y la energía de aquella persona que sostenía la caja en su mano, la tenía visible en el banco de la cocina o en la mesita de noche. Quería crear una imagen que no sólo fuera representativa del poder estimulador del producto, sino que también ofreciera bienestar y fuerza a quien la observara. El resultado fue mi primer mandala creado con la intención de incluir todo lo sano, natural y vibrante de Eslovaquia. (Expuesto bajo a estas líneas)

Este primer mandala incluía La seta base del compuesto de betaglucano, así como todas las flores y elementos naturales representativos de la naturaleza Eslovaca. El resultado fue un mandala tremendamente potente, lleno de energía, vitalidad y positividad. No podíamos dejar de observarlo y durante esa observación nos sentíamos increíblemente… Capaces! Capaces de conseguirlo todo, con energía para continuar. Esa era la emoción que queríamos compartir y hacer vibrar en aquellas personas que requerían el uso del concentrado de betaglucano. Personas con todo tipo de problemas de deficiencia en el sistema inmune.

Finalmente este proyecto de traer el betaglucano más puro del mundo al mercado español no se fraguó en ese momento por circunstancias. No desestimamos retomar la idea de comercializar el betaglucano muy pronto, pero ese acto de intención pura y honesta fue el inicio de esta expresión artística que he acabado desarrollando.

Los Mandalas que creo no buscan únicamente la belleza, que sin duda la tienen, sino que llevan una intención y un mensaje desde el inicio de su creación. Buscan equilibrar y atraer energía, predisposición mental y física ante la vida.

Por eso cuando te llevas a casa, tu oficina o tu negocio una de mis obras, o cuando la regalas a alguien con amor, te llevas algo más que Arte, te llevas la intención creadora que me inspiró en el momento de crearla y toda la potencia de esa creación.

Colección inspirada en variedades de Vino

Colección inspirada en el Feng Shui

Contacta con MANDALA ART